La Saga de Phoenix

Expedición frustrada al palacio

Donde los magos, una vez más, se quedan con la miel en los labios

Tras preparar cuidadosamente la incursión en el palacio de Stettin, la noche del 11 de abril de 1228 Karl guía a Cormac, Cünegunde y Ahmal al interior del palacio ducal, con la intención de determinar si hay algún objeto mágico que cause el frío sobrenatural que reina en la zona y, si es posible, también para liberar a la familia ducal capturada presuntamente en las mazmorras.

En un principio la incursión va viento en popa, y durante la primera media hora el grupo, invisible y con extrema cautela, va avanzando por el ala oeste del palacio, la de las cocinas, durmiendo y neutralizando a los numerosos guardias que se encuentran en su camino.

Por desgracia, la vigilancia es demasiado nutrida y al llegar al distribuidor principal, empiezan a llamar la atención de algunos de los guardias, dejando rastros de sangre por el suelo y provocando que muchos de los habitantes daneses de palacio despierten preguntándose qué ocurre. Para acabar de arreglar las cosas Cormac sufre una fea herida causada por el hacha de uno de los centinelas, en un feroz ataque a ciegas.

Ante lo delicado de la situación, los incursores deciden abandonar el palacio; es su tercer intento frustrado de descubrir los secretos que oculta la antigua residencia de los duques. Tal vez haya que asumir un enfoque diferente…

Comments

Weintraub Weintraub

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.