La Saga de Phoenix

La tensión se acumula...

Donde los magos preparan su inminente golpe en Stettin

Tras el acuerdo alcanzado con Stefan para intentar promover algo parecido a un levantamiento en Stettin, los habitantes de Phoenix se ponen a trabajar de inmediato con ese objetivo. Sin embargo, durante los meses de abril y mayo de 1228 se suceden una serie de acontecimientos importantes que afectan directamente a esos planes:

El 21 de abril, apenas un día después de que Cormac parta en un viaje personal, Vlad y Dana son visitados en su alojamiento por un perturbado Stefan, que afirma que Andreas, su capitán y mano derecha ha sido prendido por los soldados daneses. El senescal necesita alojamiento y refugio urgentemente, de manera que los dos grogs le llevan a Phoenix, donde Stefan conoce por fin a los “sabios” del bosque, y les explica la sorpendente captura del capitán Andreas. Todos los implicados se huelen la participación de algún soplón.

Pero la cosa empeora apenas dos días después, cuando los grogs de guardia de Phoenix descubren, al romper el alba, un macabro hallazgo: el cadáver ahorcado del capitán, colgando de un árbol cercano al claro del covenant. Al pobre diablo le han practicado dos rajas en la espalda por las que le han extraído los pulmones, en una sangrienta tortura que llevaban a cabo los antiguos vikingos, y conocida como el “Águila de Sangre”.

El golpe resulta demoledor para Stefan, para el que la última esperanza son ahora los grogs de Phoenix. El senescal se refugia en el covenant mientras Vlad y Dana, a los que se les ha sumado ahora Richard, intentarán seguir con los planes previstos, pero sin la inapreciable ayuda de Andreas. Antes de que Herman lleve el cuerpo a la Abadía de Broda para que el Padre Miguel le dé santa sepultura, Cünegunde lanza un encanamiento sobre el cadáver para hablar con su espíritu: la desagradable ceremonia acaba precipitadamente a causa del perturbado estado del espíritu de Andreas y las limitaciones comunicativas de la maga Criamon, pero no antes de que el espíritu hable de unos “gigantes tatuados” como los responsables de las torturas. ¿Magos nórdicos, o simplemente soldados berserkers?

Los acontecimientos perturbadores se precipitan: en la última semana de abril, unos tambores resuenan en media ciudad, procedente del interior del palacio de Stettin. Les acompañan cánticos que hielan la sangre, pronunciados en un idioma desconocido. ¿Qué está ocurriendo al otro lado de la empalizada de madera? No hay forma de saberlo, pero sin duda la incomodidad de la población es cada vez más manifiesta.

Por fin llega mayo, pero el frío sigue calando los huesos de todos los habitantes de la región. En la ciudad empieza a notarse la escasez de suministros, y hay cada vez más gente enferma. Mientras tanto, Phoenix recibe dos visitantes herméticos: por un lado Iacob de Merinita, mago de Irencilia que hace una rápida visita al covenant para recoger las notas de laboratorio y demás pertenencias del misteriosamente desaparecido Cornvald, quien fuera su discípulo. Iacob, acompañado de su inseparable cuervo blanco, tiene una breve conversación con los magos sobre sus problemas actuales, aunque puede ayudarles bien poco con sus conocimientos.

El segundo visitante es más reconocible. Mario hace su habitual visita, trayendo una misiva para Cünegunde y parloteando sobre el Gran Tribunal que se celebra ahora mismo en Durenmar. Por desgracia, eso parece otro mundo ahora mismo para los habitantes de Phoenix, que en un arranque de desesperación, deciden enviar misivas a cualquier persona susceptible de poder ayudarles con información: a Waddenzee, a Philippus Niger en Durenmar, y su principal y más inmediata baza: al covenant de Heorot y muy especialmente Pancrestis, el mago especializado en magia nórdica. ¿Les ayudará alguien… antes de que sea demasiado tarde?

Por fin se cumple el mes necesario para reagrupar y armar las tropas que ayudarán en el golpe contra los daneses. Por desgracia, la ausencia de Andreas se deja notar, y los grogs de Phoenix sólo logran contactar con 30 miembros de la antigua guardia ducal de palacio, además de convencer a otros 30 ciudadanos descontentos que formarán una turba para intentar tomar el palacio.

Más allá de eso, todo dependerá de los magos de Phoenix, que trazan un complejo plan para intentar neutralizar los cuarteles donde duermen el grueso de tropas danesas y, a la vez, atacar el palacio.

Ha llegado el momento de la verdad…

Comments

Weintraub Weintraub

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.